Top icon mobile

PILOTAMOS LOS AVIONES DEL MAÑANA

- 1 de marzo de 2021 -

Durante más de un siglo, aviadores intrépidos, pilotos modernos y temerarios pilotos acrobáticos han confiado en los relojes Hamilton para ser sus acompañantes de cabina. Al mirar hacia el futuro, continuamos nuestro legado de innovación junto con smartflyer ltd, una empresa con sede en Suiza decidida a hacer de su sueño —volar sin emisiones— una realidad.

El ingenioso equipo de smartflyer, fundado en 2016 por el piloto profesional Rolf Stuber, está desarrollando aviones híbridos eléctricos. Su proyecto actual, el SFX1, es un avión de pasajeros de cuatro plazas que despegará por primera vez en 2023 y saldrá a la venta en 2028, lo que supone un gran paso hacia el objetivo de la empresa de transformar los cielos del futuro.

Así como el espíritu pionero de Hamilton nos inspira a traspasar los límites de la relojería, el cielo solo será el comienzo para el revolucionario SFX1.

Sostenibilidad smartflyer

En la industria aeroespacial, la sostenibilidad y la eficiencia pueden ser aspectos revolucionarios para los pilotos, las aerolíneas y los consumidores expectantes de los vuelos del futuro. Para llevar la tecnología cada vez más lejos se requiere tanto un espíritu aventurero como un compromiso con la precisión, una actitud que hemos mantenido desde que creamos nuestros primeros relojes de pulsera de aviación para los pilotos del servicio inaugural de correo aéreo de los Estados Unidos en 1918.

Con esta actitud compartida, smartflyer confía en su equipo, en sus inventos y en el futuro de los viajes aéreos sostenibles. Para nosotros es todo un orgullo apoyar sus esfuerzos revolucionarios y estamos deseando volar alto en su innovador avión vanguardista, el SFX1.

El avión híbrido eléctrico cuenta con una hélice montada en la parte superior de su estabilizador vertical, con un alcance de 800 km (casi 500 millas) y una velocidad de crucero de unos 220 km/h (138 mph). El despegue y el aterrizaje, completamente eléctricos, están prácticamente exentos de emisiones y, durante el vuelo, un extensor de alcance proporciona la energía eléctrica necesaria a través de un pequeño motor de combustión que acciona un generador.

Combinadas, estas tecnologías de alta eficiencia crean una experiencia de vuelo silenciosa, reducen los costes operativos y producen una huella de carbono menor, con una sorprendente reducción del 50 % de las emisiones de dióxido de carbono respecto a los aviones tradicionales.

 

Pionero en la exploración aérea sostenible mediante energía eléctrica, smartflyer llevará sus sueños desde la mesa de dibujo hasta el propio espacio aéreo con una precisión audaz. Acompáñenos mientras cronometramos los cielos de hoy, de mañana y del futuro.