Make it official!

Subscribe to receive latest news about Hamilton and our novelties.

AMERICAN SPIRIT • SWISS PRECISION
Espere...

Un enfoque diferente

Una vez que consolidaron la reputación de precisión y fiabilidad que ha caracterizado a la marca desde el principio, los diseñadores de Hamilton comenzaron a pensar de manera original. La historia de Hamilton está colmada de relojes que se han convertido en leyendas para coleccionistas, aficionados y expertos, incluyendo nombres poco comunes, diseños increíbles y mecanismos especialmente adaptados a funciones únicas. Aquí descubrirá la historia de algunos de los emblemáticos relojes que destacan en la larga y abundante historia de Hamilton.

 

 

 

Ya en la década de 1920, los diseñadores de Hamilton comenzaron a experimentar con relojes de formas diferentes. Partiendo de simples diseños circulares y cuadrados, probaron formas rectangulares y tonneau que atraían a los clientes que buscaban diseños fuera de lo común. Esto marcó el comienzo de un enfoque diferente en el mundo de la relojería que desde entonces ha convertido a Hamilton en la marca creadora de relojes originales y atractivos.

 

 

 

"Desde la década de 1920, los diseñadores de Hamilton comenzaron a experimentar con relojes de diferentes formas".

 

 

El año 1928 dio la bienvenida al enigmático Piping Rock. Un bisel de esmalte negro con índices se estableció en el marco de una caja de oro en forma tonneau. Este reloj original fue elegido para celebrar la victoria del equipo de béisbol de los Yankees de Nueva York en la Serie Mundial de 1928. Las leyendas del equipo, como Lou Gehrig y Babe Ruth, recibieron modelos grabados especialmente, consolidando al Piping Rock como uno de los relojes emblemáticos de Hamilton.

 

 

 

 

A fines de la década de 1950 y principios de la década de 1960, surgió una nueva estética futurista y el Ventura es, indiscutiblemente, el reloj más emblemático de Hamilton. Este modelo, diseñado por Richard Arbib, ha resistido el paso del tiempo en un mundo en constante evolución. Arbib diseñó otro modelo que, a pesar de ser menos famoso, es igual de llamativo: el Altair. Esta maravilla asimétrica, lanzada en 1962, estaba equipada con un movimiento pionero de Hamilton, el 505 eléctrico. De las 1 600 piezas editadas, quedan muy pocos ejemplares, lo que convierten a este reloj una verdadera pieza de colección, así como en un gran ejemplo de diseño moderno de mediados de siglo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

"El Pulsar cambió la manera en la que leemos y visualizamos el tiempo, y preparó el camino para los relojes digitales que se convertirían en norma en las décadas de 1970 y 1980".

 

 

 

 

 

 

 

 

El Pulsar fue otra de las innovaciones de Hamilton que revolucionó el mundo de la relojería, suscitando además una revolución cultural cuando fue lanzado en 1972. Fue el primer reloj digital electrónico del mundo con pantalla LED. Solo se produjeron 400 piezas. Por tanto, Pulsar es uno de los relojes digitales más buscados del mundo. Cuando este reloj de oro fue lanzado en 1972, su precio de venta de 2 100 USD era superior al de un coche. Además de cambiar la forma en que leemos y visualizamos la hora, Pulsar preparó el camino para los relojes digitales que se convertirían en la norma durante las décadas de 1970 y 1980. Aunque surgieron muchos imitadores, Hamilton ya había cimentado nuestro liderazgo como pionero de la tecnología relojera digital.

 

 

Hamilton conserva intacta su reputación en innovación, y su capacidad para diseñar y producir relojes diferentes, originales, fascinantes y atractivos, continúa en la actualidad. Sus nuevas creaciones se han convertido rápidamente en iconos del futuro.

 

 

Hoy en día, la identidad de Hamilton destaca por su capacidad para innovar y crear modelos emblemáticos, como la edición limitada Jazzmaster Face 2 Face II, con sus dos esferas en una caja giratoria, la colección Khaki Pilot X-Wind, equipada con la primera calculadora de ángulo de deriva para reloj y los mecanismos 'H', especialmente diseñados con una extraordinaria reserva de marcha de 60-80 horas. En Hamilton, tenemos un enfoque diferente. Aquí encontrará los iconos del futuro.