Buscar
Espere...

Acerca de Hamilton: Espíritu americano, precisión suiza

Pionero, práctico, preciso: Hamilton se basa en una combinación única de precisión suiza y espíritu americano para crear relojes específicos y versátiles para aficionados y personas con estilo. A lo largo de su historia, Hamilton ha marcado numerosos hitos, los cuales han contribuido a hacer de Hamilton la marca de relojes fuerte y reconocida internacionalmente que es en la actualidad.

 

 

 

 

 

Hamilton está firmemente arraigada en Estados Unidos, en donde fue creada en 1892. Lancaster, Pensilvania, fue la sede de la fábrica original de Hamilton y la empresa se estableció allí durante sus primeros 111 años de vida.

 

 

 

Hamilton se hizo famosa por primera vez durante los albores de la red de ferrocarriles estadounidense. A medida que el país construía su infraestructura esencial, Hamilton comenzó a suministrar relojes precisos que ayudaron a sincronizar la hora a través de la red ferroviaria, previniendo y reduciendo así el número de accidentes.

 

 

  

 

 

 

En 1918, a medida que se desarrollaba la era de la aviación, Hamilton comenzó el cronometraje aéreo y nuestros relojes ayudaron a mantener la puntualidad del nuevo servicio de correo aéreo costa a costa de Estados Unidos. Desde entonces, Hamilton ha estado vinculado con el mundo de la aviación y actualmente es el Cronometrador Oficial de la Red Bull Air Race World Championship.

 

 

 

 

 

 

 

 

"Una de las principales claves para el éxito de Hamilton ha sido la innovación, con importantes avances desarrollados a mediados del siglo XX que cambiaron para siempre el mundo de la relojería. "

 

 

 

 

 

 

Una de las principales claves para el éxito de Hamilton ha sido la innovación, con importantes avances desarrollados a mediados del siglo XX que cambiaron para siempre el mundo de la relojería. En 1957, el Ventura se convirtió en el primer reloj eléctrico del mundo, alimentado por una batería. El Pulsar, primer reloj digital con tecnología LED del mundo, fue lanzado en 1970. Desde 2011, Hamilton produce en colaboración con ETA sus propios mecanismos, que permiten incorporar reservas de energía extraordinarias de hasta 80 horas en ciertos calibres.

 

 

 

 

 

 

Durante casi 70 años, Hamilton ha sido reconocida como la marca cinematográfica, debido a nuestro estrecho vínculo con Hollywood. La primera aparición en el cine de los relojes Hamilton tuvo lugar en la película Luchas submarinas (The Frogmen) de 1951. Diez años más tarde, el Ventura apareció en la muñeca de la megaestrella Elvis Presley, protagonista de la comedia musical Amor en Hawaii (Blue Hawaii). Desde entonces, nuestros relojes han aparecido en más de 450 largometrajes importantes, incluidos éxitos recientes de taquilla, como Interstellar y Marte (The Martian), y siempre son elegidos por diseñadores de producción. Los premios Hamilton Behind the Camera Awards comenzaron en 2006 y recompensan a los héroes detrás de las cámaras de grandes películas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde 1974, Hamilton forma parte del Swatch Group y, en 2003, trasladamos nuestra sede y nuestra producción al centro del país relojero en Biel, Suiza. Aunque los relojes Hamilton ahora ostentan la prestigiosa inscripción “Swiss made”, Hamilton sigue siendo estadounidense de corazón, como lo era cuando se estableció por primera vez en Pensilvania en 1892.

 

Desde la red ferroviaria hasta el cielo, desde las profundidades del océano hasta la jungla urbana, con mecanismos automáticos o de cuarzo, los relojes Hamilton encarnan el equilibrio perfecto entre el espíritu americano y la precisión suiza.