Make it official!

Subscribe to receive latest news about Hamilton and our novelties.

AMERICAN SPIRIT • SWISS PRECISION
Espere...

Al servicio de las fuerzas armadas por más de 75 años

Hamilton es conocido por sus relojes de inspiración militar de las colecciones Khaki Aviation, Khaki Field y Khaki Navy. Las funciones modernas, los materiales innovadores y los nuevos mecanismos que ofrecen estos relojes forman parte de la filosofía propia de nuestros talleres relojeros. Esta es la historia del orgulloso legado militar de Hamilton y su influencia constante en nuestros relojes.

 

 

Cuando se trata de historia militar, la historia de Hamilton encarna la precisión absoluta. La calidad superior y la precisión de los primeros relojes de bolsillo de Hamilton, así como su capacidad para innovar y actuar rápidamente manteniendo siempre los más elevados estándares de calidad, llamaron la atención de las fuerzas armadas estadounidenses en 1914. Estas mismas cualidades mantuvieron a Hamilton como proveedor principal, alzándose con cinco prestigiosos premios "E" del Ejército y la Marina de Estados Unidos por la excelencia que siempre ha caracterizado su fabricación.

 

 

Nuestro vínculo con las fuerzas armadas es motivo de orgullo para Hamilton y de fascinación para la clientela civil, quien sabe que los militares han sometido a prueba nuestros relojes en las condiciones más difíciles en tierra, mar y aire. El sello de aprobación militar es garantía de calidad y precisión.

 

 

 

 

 

 

"En 1942, Hamilton detuvo toda su producción de consumo para centrarse en proveer la gran cantidad de relojes que necesitaban las tropas".

 

 

 

 

 

 

Hamilton comenzó a suministrar relojes ferroviarios a los soldados bajo el mando del General 'Black Jack' Pershing durante la Primera Guerra Mundial. Eran usados para cronometrar los movimientos de las tropas. Los relojes no solo debían garantizar un nivel de precisión irreprochable, sino que tuvieron que ser adaptados, pasando de relojes de bolsillo a relojes de pulsera para que los soldados pudieran leerlos rápida y fácilmente.

 

 

Gracias a su propia experiencia y a su sólida reputación en materia de precisión, Hamilton comenzó a proveer relojes, temporizadores e instrumentos de precisión a las fuerzas armadas de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. En 1942, Hamilton interrumpió la producción comercial con el fin de garantizar el suministro de las grandes cantidades que necesitaban las tropas. Entre 1942 y 1945, Hamilton entregó más de un millón de relojes.

 

 

La Marina fue uno de los principales clientes militares de Hamilton durante esta época, con un total de más de 10 000 cronómetros marinos durante los años de conflicto. La única manera que tenía la Marina de trazar un rumbo era la navegación por estima, es decir, guiándose por las estrellas. Por tanto, necesitaba garantizar un máximo de precisión. Cualquier diferencia, así fuera de un minuto, podía significar un error de millas en el informe de posición.

 

 

 

 

 

 

"Desde 1945, Hamilton mantiene una relación estrecha con el ejército, y con frecuencia se ha inspirado en los comentarios de los militares para refinar y mejorar sus relojes, así como para crear nuevos relojes a la altura de los retos de la vida moderna".

 

 

 

 

 

 

El gobierno de Estados Unidos organizó una licitación y Hamilton demostró ser la única empresa capaz de producir en masa un cronómetro marino preciso para satisfacer los exigentes estándares de la Marina. Estos cronómetros desempeñarían un papel esencial en la victoria aliada.

 

 

La necesidad es la madre de la invención y los años de conflicto llevaron a Hamilton a hacer nuevos descubrimientos más rápidamente de lo que hubiésemos hecho sin tener la misma presión.

 

 

Desde 1945, Hamilton ha mantenido su estrecho vínculo con las fuerzas armadas y, a menudo, ha aprovechado las observaciones de los militares para mejorar y perfeccionar nuestros relojes, así como para ayudarnos a crear nuevos modelos que se adapten a los desafíos de la vida moderna. A través de nuestra colaboración con algunos de los escuadrones aéreos y academias militares de mayor prestigio en el mundo, Hamilton espera continuar desarrollando las piezas de nuestra emblemática colección Khaki.