AMERICAN SPIRIT • SWISS PRECISION
Espere...

EN EL CORAZÓN DEL MUNDO DEL CINE DESDE HACE MÁS DE 80 AÑOS

Porque compartimos la misma pasión por el trabajo artesanal de calidad

 

Ir al cine hace que su corazón lata un poco más rápidamente; la gran pantalla, el sonido envolvente, la inmersión absoluta en otro mundo.

 

Durante el tiempo que dura la película, estamos cautivados. Todo se conjuga para llevarnos hacia el universo del director. La música, el guion, los actores, el estilismo, el plató, el vestuario, los accesorios, la iluminación. Ni siquiera nos damos cuenta de la cantidad de cosas diferentes que deben producirse simultáneamente y a la perfección para que una película sea posible. Y así es como debe ser.

 

Para Hamilton es muy emocionante ver cómo la película cobra vida en la gran pantalla, ver cómo se cristaliza finalmente la visión de quienes la crearon.  

 

Sabemos mejor que nadie cuánto trabajo, dedicación y pasión se necesitan para hacer realidad un proyecto. Cientos de personas trabajan incansablemente detrás de las cámaras para asegurarse de que el personaje se vea bien y que la acción sea realista y fluida. Lo sabemos porque hemos formado parte del mundo del cine desde la primera vez que nuestros relojes aparecieron en una película en 1932.

 

La película era El expreso de Shanghai y los protagonistas eran Clive Brook, Marlene Dietrich, un Hamilton Flintridge y un Hamilton Piping Rock. Los relojes fueron elementos esenciales para el desenlace exitoso de la trama, al igual que en Interstellar, donde el reloj Murph ayuda a salvar a la humanidad.

 

"Durante la producción de Interstellar, invitamos a Hamilton a crear dos piezas de utilería fundamentales, que por supuesto son los relojes de nuestros dos personajes principales. Estos relojes son muy significativos en la película, así que necesitábamos algo que se adaptara exactamente a nuestros requisitos. Creo que los relojes reflejan lo importante que es el tiempo para la trama y para los propios personajes".

Nathan Crowley, Production Designer

 

 

 

Otra aparición importante de un reloj Hamilton en una película fue en 1951. Los creadores del galardonado largometraje Luchas submarinas (The Frogmen) eligieron los relojes "Frogman" de Hamilton por su precisión histórica para narrar la historia verídica de un grupo de submarinistas de la Marina de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. Autenticidad y precisión fueron los criterios de selección de los relojes Hamilton para los personajes. 

 

Poco tiempo después, el mundo de la ciencia ficción se puso en contacto con Hamilton. El legendario director Stanley Kubrick pidió específicamente a Hamilton que crease un reloj de escritorio y un reloj de pulsera a medida para su épica 2001: Una odisea del espacio

 

En Pearl Harbor, el toque de Hamilton también fue decisivo para garantizar que sus personajes principales fuesen auténticos héroes militares estadounidenses. Un reloj ayuda a definir al personaje que lo lleva. En Marte (The Martian), el protagonista Mark Watney usa un Hamilton BeLOWZERO que manifiesta su voluntad de sobrevivir y su capacidad para pensar por sí mismo.

 

Los personajes no son los únicos que confían en el reloj para garantizar su autenticidad. Sin un reloj Hamilton, la trama de Interstellar no habría progresado ni habría logrado un desenlace satisfactorio.

 

Desde que comenzaron los largometrajes, Hamilton ha sido la elección perfecta de directores, escenógrafos y diseñadores de vestuario tanto en películas de acción como en franquicias de ciencia ficción y grandes éxitos de taquilla protagonizados por las principales estrellas de Hollywood.  

 

Nuestro trabajo para proporcionar o crear la pieza adecuada siempre comienza durante las primeras etapas del proceso creativo. Antes de que un reloj de Hamilton aparezca en una película terminada, hemos trabajado durante muchos meses para desarrollar, crear, adaptar o perfeccionar un reloj y asegurarnos de que se ajusta al personaje.

 

Esta pasión, este impulso, esta creatividad y este desafío explican la presencia duradera de Hamilton en el corazón del mundo del cine y la aparición de sus relojes en más de 500 películas. Por eso hacemos lo que hacemos.

 

Pero no se trata solamente de los éxitos de taquilla y del talento que se ve en la pantalla. Desde 2006, celebramos los logros de los cineastas y destacamos el trabajo de los talentos detrás de las cámaras con los premios Hamilton Behind the Camera Awards.

 

También hemos desarrollado un proyecto especial con el Savannah College of Art and Design (SCAD) para apoyar a los cineastas del futuro. Hemos lanzado a los estudiantes el desafío de hacer una película sobre la historia de Hamilton para celebrar nuestro legado estadounidense y destacar nuestros grandes hitos. Nos hemos propuesto participar en la inspiración y el desarrollo de la futura generación de talentos detrás de las cámaras.

 

A pesar de llevar tantos años en el corazón del mundo del cine, ir al cine aún hace que el corazón de Hamilton se acelere un poco, y siempre lo hará.