Top icon mobile

Relojes mecánicos Relojes mecánicos para ser puntual

Un mecanismo relojero mecánico mantiene el vínculo entre el usuario y el reloj. Es una asociación de precisión. Nuestros relojes mecánicos para hombre y nuestros relojes mecánicos para mujer son algunos de los mejores relojes de pulsera de nuestra colección y son conocidos por su fiabilidad, precisión y estilo atemporal. Estos relojes únicos encarnan el funcionamiento de un mecanismo relojero.

Set Descending Direction

¿Cómo funcionan? La fascinación por los relojes mecánicos

A principios de la década de 1970, los relojes de cuarzo asequibles comenzaron a remplazar a los relojes mecánicos tradicionales, algo que cambiaría la industria relojera para siempre. Sin embargo, de la misma forma que las cintas de casete no acabaron con la industria musical ni el reproductor de vídeo terminó por cerrar los cines, la historia de los relojes mecánicos no concluye aquí.

Tras más de 300 años de desarrollo, el reloj mecánico era una pieza de tecnología personal consagrada por el tiempo, producida con una ingeniería de precisión y gran excelencia artesanal. Este reloj sobrevivió la revolución digital para alcanzar nuevas cotas de popularidad al pasar de ser un práctico instrumento para medir el tiempo a un símbolo de estilo de vida, una pieza de joyería exquisita para mujeres y hombres, una declaración de personalidad. En la época de las pantallas digitales, la rejería analógica puede resultar anticuada, pero es un homenaje a la calidad de un funcionamiento cautivador de gran calidad que los relojes inteligentes nunca podrán emular. La precisión de los engranajes, el movimiento fluido del segundero y el diseño atemporal componen una experiencia que nuestros clientes pueden disfrutar en sus muñecas.

¿De qué es capaz un reloj mecánico? De lo mismo que un mecanismo relojero moderno

Además de su valor emocional y sus atractivas características, los relojes de pulsera mecánicos de Hamilton también dan la hora con una precisión de gran fiabilidad. Mejorados hasta igualar a los modelos alimentados por batería, los relojes de cuerda manual pueden funcionar correctamente durante décadas sin tener que conectarlos a un enchufe y sin actualizaciones de software.

Muchos de nuestros relojes mecánicos pueden funcionar durante ocho días sin necesidad de darle cuerda, algunos de ellos muestran la fecha, mientras que otros cuentan con funciones de cronómetro. Con una amplia variedad de diseños y complicaciones entre los que elegir, los relojes mecánicos constituyen una declaración de estilo personal para los hombres y las mujeres de todo el mundo. Las cajas, fabricadas con materiales que van del acero inoxidable hasta el oro macizo, pasando por el titanio, se combinan con correas y brazaletes de acero inoxidable, piel, caucho o tela. Repletos de carácter, los relojes mecánicos son piezas muy valoradas por los coleccionistas, pues suelen aumentar su valor con el paso del tiempo.

Tipos de relojes de pulsera mecánicos: una perspectiva general

El vocabulario y los tecnicismos de los profesionales y los entusiastas de la industria pueden resultar desconcertantes para aquellas personas que estén descubriendo el mundo de los relojes mecánicos de pulsera. Sin embargo, estamos aquí para ayudarte con una pequeña explicación sobre los dos tipos de relojes mecánicos existentes: los relojes de cuerda manual y los relojes automáticos. Los relojes de cuerda manual, a menudo denominados como verdaderos relojes mecánicos, necesitan que se les de cuerda cada pocos días, independientemente de su uso. Por el contrario, los relojes automáticos pueden "cargarse" a sí mismos mientras se llevan en la muñeca gracias a la masa oscilante que se encuentra en el interior de la caja. Debido a la fuerza de la gravedad, esta masa oscilante se mueve siempre hacia el centro de la Tierra, girando y dando cuerda al muelle como resultado de los movimientos de la muñeca del portador. De este modo, un reloj mecánico automático puede seguir funcionando durante meses si se usa de forma constante.

Ya sean automáticos o de cuerda manual, los cronógrafos mecánicos cuentan con dos pulsadores adicionales situados junto a la corona para iniciar, detener o reiniciar la función de cronómetro. Los relojes mecánicos también pueden contar con otras complicaciones, como la ventana de día/fecha, mecanismos de sonería o cronómetro.