Make it official!

Subscribe to receive latest news about Hamilton and our novelties.

AMERICAN SPIRIT • SWISS PRECISION
Espere...

Más de un siglo de cronometraje aéreo

Piezas destacadas de nuestra colección del museo de aviación

 

En Hamilton, tenemos una larga y prestigiosa historia de servicio a la aviación. El paso hacia el cronometraje aéreo fue una evolución natural tras haber forjado nuestra reputación de fiabilidad y precisión en los primeros ferrocarriles.

 

Desde 1918, hemos estado creando relojes e instrumentos para pilotos profesionales. Cada pieza está diseñada para cumplir un propósito específico, y cada una ocupa su lugar en la historia de Hamilton. Aquí vemos algunos relojes de aviación claves de nuestra extensa colección del museo.

 

Este antiguo reloj de pulsera de 1918 fue diseñado para pilotos y soldados. Un antiguo anuncio impreso proclamaba: "Hamilton is the watch of U.S. Mail Aviators", haciendo referencia al hecho de que los relojes Hamilton fueron los cronometradores oficiales del primer servicio de correo aéreo de Estados Unidos, entre Nueva York, Filadelfia y Washington D.C. Este fue uno de nuestros primeros relojes de aviación. 

 

Un modelo exactamente igual a este de la década de 1930, equipado con el famoso mecanismo Hamilton 992, se usó como reloj de la expedición durante la primera exploración pionera de la Antártica del Almirante Richard E. Byrd. 

 

Este modelo 1944 H-37500 Elapsed Time Clock es uno de los primeros ejemplos de relojes especializados que produjo Hamilton para la Marina de Estados Unidos. Fue diseñado inicialmente para ser usado en el avión F4U Corsair. Las diferentes visualizaciones indican la fecha, sirven de cronómetro, controlan el tiempo transcurrido y muestran la hora del día en una esfera principal de "hora militar" de 24 horas. Estas funciones han sido de utilidad para la navegación y permitido a pilotos y navegantes aéreos mantener un registro preciso de su tiempo de vuelo. 

 

Esta edición estándar del reloj militar data de la década de 1950. El mecanismo de cuerda manual tiene una función "hack" (parada de segundero en inglés) que ahora es estándar en todos los relojes mecánicos. Permite una sincronización precisa. Al tirar de la corona, el mecanismo se detiene. Esto significa que todos los pilotos pueden ajustar sus relojes exactamente a la misma hora para garantizar que las etapas clave de su misión se realicen de manera perfectamente sincronizada. 

 

Este medidor de horas de servicio transcurridas de motor de avión fue creado en la década de 1960 y es uno de los miles de ejemplares producidos por Hamilton Watch Co. en Lancaster, Pensilvania. Conocidos también como "horómetro", estos dispositivos se utilizan en la aviación para medir el tiempo de servicio de un motor de avión. El tiempo se registra generalmente en el diario de registro del piloto después del vuelo. 

 

En total, Hamilton produjo alrededor de 40 000 relojes de pulsera para el ejército británico entre 1965 y 1976. Este modelo W10 se creó para el personal militar de 1973 a 1976 y está equipado con un mecanismo de cuerda manual 649. La inscripción W10 se podía leer en todos los relojes entregados a los miembros del ejército británico. Los que se entregaron a los miembros de la Real Fuerza Aérea Británica, como este, se conocían como "6BB".