Historia de la aviación Hamilton cuenta con un acervo aeronáutico que se remonta a 1919. Ése fue el año en que un reloj aeronáutico Hamilton acompañó el primer envío aéreo del servicio postal estadounidense entre Washington y Nueva York. Esta actividad aérea continuó consolidándose y creciendo, y para la década de 1930, Hamilton ya era el reloj oficial de las aerolíneas TWA, Eastern, United y Northwest. 

Un momento destacado de aquella época fue el día en que Hamilton fue nombrada cronometradora oficial en la inauguración de la compañía aérea United Air Lines para su primer vuelo de costa a costa, un trayecto de 15 horas y 20 minutos entre Nueva York y San Francisco. 

En la actualidad, las colecciones de Hamilton incluyen varios relojes inspirados en la aviación. La marca también se encarga de cronometrar el tiempo en diversos eventos aeronáuticos internacionales y cuenta, como embajador, con la figura de Nicolas Ivanoff, el principal piloto de acrobacias de Francia.